Slide
Inicio

Mes del Adulto Mayor

Categoría

Música

Categoría

Literatura

Categoría

Baile

Categoría

Pintura

Categoría

Familia

JULIANA MANRIQUE

Por Juliana Manrique | Regional Bogotá


ESE

¿El médico? ¿El aviador? ¿El gerente de banco?
No. El maestro.
Ese que llegó aquel día a la residencia de Aurita.
Ese que traía sobre su cabeza un sombrero de pindo con ala ancha,
que resaltaba su rostro y dejaba ver esa amplia sonrisa
que alegraba los corazones.
Ese que luego me enviaba orquídeas todos los días,
me alegraba la vida con dulces campesinos
conseguidos a lo largo del camino,
que recorría cuando iba o venía de su colegio, en Gigante Huila.
Ese hombre alto de mirada tierna, afable, cuyas tibias y blancas manos
al juntarse con las mías generaban tal energía,
que te hacía sentir segura y tranquila.
Ese que un día cansado de rogarme, dijo:
Juliana, no te ruego más. Si quieres algo conmigo,
serás tú quien me lo pidas. Y se fue.
En ese instante, sentí que algo dentro de mí, decía:
¿Y lo vas a dejar ir?
Ese que escuchó mi grito:
¡Gustavo no te vayas por favor! ¡Yo también te amo!



Comentario

  1. Ese, que al final del dia es el compañero de vida… muy bonito…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.